Inicio Objetivos
Diseño Reclutamiento de casos
Clínicas participantes en el estudio Seguimiento
¿Qué determinaciones se realizan? Cuestionarios Safeheart

La hipercolesterolemia familiar (HF) es la causa genética más frecuente asociada con el desarrollo de enfermedad coronaria prematura y severa. Está causada por mutaciones en el gen que codifica el receptor de las lipoproteínas de baja densidad (r-LDL), lo que produce una disminución significativa en la expresión hepática de dichos receptores. Se transmite de forma autosómica dominante con alta penetrancia y la prevalencia de los sujetos heterocigotos es de 1 por cada 400 a 500 personas en la población general. Hasta la fecha, se han identificado más de 800 mutaciones funcionales distintas en el gen del r-LDL a nivel mundial, y más de 200 en España. Otro trastorno similar a la HF clínica a es el defecto familiar de apo B-100 (FDB) producido por mutaciones en el gen de la Apo B. Este trastorno representa una proporción significativa de los casos de HF en algunas regiones de España (Galicia).

La esperanza de vida en la HF está disminuida de 20 a 30 años, siendo la muerte súbita y el infarto de miocardio las principales causas de muerte. Los primeros análisis del registro de HF en el Reino Unido (Simon Broome Registry), mostraron que los pacientes con HF tienen un aumento en la mortalidad coronaria 100 veces superior y de la mortalidad total 10 veces superior, especialmente en las personas jóvenes, respecto a la población general.


Desde 1990, la mortalidad total y cardiovascular ha disminuido significativamente en la HF, en parte debido al uso de tratamientos hipolipemiantes más eficaces, como son las estatinas. El análisis de la cohorte holandesa a mostrado que un tratamiento temprano con estatinas una vez realizado el diagnóstico reduce el riesgo de enfermedad coronaria a largo plazo comparable a la población general. Por tanto, estos pacientes requieren un tratamiento reductor del colesterol continuo e intenso con el fin de reducir el elevado riesgo cardiovascular.

Sin embargo, a pesar del uso de las estatinas, esta población aun tiene un alto riesgo de desarrollar enfermedad coronaria prematura. Por tanto, es importante estudiar precozmente a los familiares de un caso ya diagnosticado mediante la cascada en cribado familiar, que permitirá diagnosticar aquellos casos con expresiones clínicas menos severas y que no están en tratamiento.


Aunque el defecto genético es probablemente el factor que más influye en la expresión clínica de la HF, otros factores genéticos (interacción gen-gen), ambientales (especialmente la dieta, tabaco y actividad física) y metabólicos pueden tener un papel importante en modular la carga ateroesclerótica en esta población.

Hasta nuestro conocimiento, no existen estudios prospectivos de seguimiento de una cohorte de pacientes con HF con diagnóstico genético que analicen la morbilidad y mortalidad cardiovascular. Con el fin de conocer los factores pronósticos y los mecanismos que influyen en el desarrollo de la enfermedad coronaria en la HF se diseñó SAFEHEART, utilizando una aproximación multidisciplinar.

Los comentarios están cerrados.